Los centros de gestión de transporte son comunes desde hace décadas, cada empresa gestionaba sus vehículos. Pero debido al gran número de vehículos y pasajeros fue necesaria la creación de centros de gestionasen no sólo una red de transporte sino todas en conjunto.

El CITRAM es el centro de gestión integral de los transportes públicos del Consorcio Regional del Transporte de Madrid (CTRM). Su cometido es gestionar los vehículos y servicios de unas 40 empresas publicas y privadas de transporte público, entre las que se encuentra la EMT y RENFE.

Una buena organización es la clave para una buena gestión. Y cuando se trata de una ciudad tan grande como Madrid dicha organización pasa por reunir dicha gestión en un solo centro, lo que permite optimizar todos los servicios. Por una parte ganan los usuarios quienes disfrutan de un mejor servicio. Y por otra parte ganan las empresas u operadoras de transporte, si los usuarios están contentos usarán más el transporte publico lo que se traduce en más beneficios económicos.

Autobuses urbanos e interurbanos, metro, tranvías, metros ligeros y trenes de cercanías de Madrid se gestionan desde el centro CITRAM. En las pantallas cada uno de estos servicios aparecen en  un color diferente para reconocerlos rápidamente y así acceder a la formación necesaria y actuar con presteza.

Gestionar tal magnitud de vehículos (cerca de 5000) requiere una gran organización y por lo tanto se necesita que información crítica como la del tráfico este actualizada constantemente. El centro está conectado con la DGT para obtener los datos necesarios al instante. Lo que permite actuar para evitar randes retrasos e informar a los usuarios en tiempo real.

Por otra parte la seguridad es importante, millones de usuarios usan el transporte público de Madrid cada día, en caso de accidentes o incidentes es necesario actuar con prontitud. El CITRAM esta conectado con los servicios de emergencia del 112 y todas las llamadas de emergencia de la Red de transporte llegan a este centro, quien se encarga de coordinar la respuesta adecuada mediante el 112. Y más de 20.000 cámaras aumentan la seguridad de los usuarios.

Además de estos servicios importantes informan a los usuarios sobre la tarifas, los diferentes abonos y como llegar desde el punto A hasta el B en un mínimo de tiempo posible. Toda esta información es clave y hace más accesible el transporte público. Se puede, por lo tanto, que gracias a este centro se mejora la comunicación entre los operadores y los usuarios.

Se trata de hacer más eficiente el transporte público y es algo que se está logrando gracias a los centros intégrales de gestión. Y el de Madrid es uno de los más avanzados de Europa, si tenéis la oportunidad podéis asistir a uno de los días de puertas abiertas y ver con vuestros ojos como funciona.