image
Portada del Train Simulator desarollado por Microsoft.

Tras el abandono del proyecto de Train Simulator 2 por parte de Microsoft, los amantes de la simulación ferroviaria ibérica nos hemos tenido que seguir conformando con la primera edición de este simulador que data de 2001, conocida como MSTS.

Somos unos cuantos, entre un servidor, a poseer dicho simulador el cual nos permite usar trenes españoles: locomotoras, trenes y automotores junto con rutas españolas.  Eso sí, primero tendremos que instalar unos cuantos programas para que el simulador los reconozca (algo en lo que me centraré en otro artículo).

Seguro que la nostalgia nos lleva a instalar trenes españoles. Pero los aficionados también estaremos contentos de encontrar rutas y trenes de otros países. Que se pueden descargar legalmente y gratis desde páginas de otros apasionados del ferrocarril.

Obviamente tendréis la posibilidad, como en los simuladores más modernos, de crear vuestras propias rutas y actividades. Actividad reservada a los más pacientes porque requiere tiempo y mucha paciencia.

Y una de las curiosidades que me ha llamado la atención es la existencia de una ruta que simula el metro de París. Podemos conducir los primeros metros de madera de la capital gala por las diferentes líneas existentes. Si mal no recuerdo están todas o casi todas.

Y si nos gusta crear nuestras propios trayectos podremos usar también versiones más nuevas de los metros de París. Pero no están incluidos en la ruta original, tendremos que descargarlos de la Red.

Es verdad que los gráficos no son de última generación,  pero si los videojuegos de pixelados de antaño vuelven a estar de moda, entonces este no nos va a asustar porque pese a los años se conserva muy bien.

Si aún no lo teneis, seguro que aún hay alguna que otra copia a la venta en Ebay.