Estación de Vigo Urzaiz
Andenes vacios de la estación de Vigo

La futura privatización del transporte ferroviario de pasajeros sigue provocando un gran descontento general. Las huelgas se suceden pero no parece que pueda haber vuelta atrás de parte del gobierno.

En el caso de la huelga de hoy, los paros en el sector fueron notables, sobre todo en el servicio de metro de Madrid en el que los servicios mínimos fueron del 47%. Mientras que en los trenes de alta velocidad y larga distancia los servicios mínimos fueron del 73%, en los cercanías del 75% y en los interurbanos del 65%.

En el caso del Metro Madrid la huelga no solo tiene que ver con  la privatización, sino que lo que realmente preocupa a los trabajadores son los recortes impuestos por la empresa como la suspensión de la paga de Navidad. Problemas que podrían afectar a los demás servicios de transporte público de pasajeros.

En ciertas ciudades se han retirado, en servicio de autobuses, los bonos para personas mayores y otros descuentos. Además se han incrementado los precios de los billetes y demás bonos, en algunos casos en un 100%. Medidas drásticas para hacer frente a la crisis. Por desgracia el siguiente paso son recortes en el personal y en los servicios prestados.

En Galicia la huelga ha pasado sin pena  ni gloria. No ha afectado en gran manera a los gallegos, quienes pudieron viajar sin mayores problemas. El personal de las taquillas no estaba presente, pero el personal de RENFE se ocupó de vender los títulos de transporte y comprobar la validez de los bonos, eso si, una vez a bordo del tren.

De los 32 trenes que circulan a diario entre A Coruña y Vigo, solo 8 han sido suprimidos. Y de los 10 que circulan entre A Coruña y Ferrol se han suprimido 4. En el caso de los trenes hotel se producirá cierto retraso en la hora de salida prevista.

La jornada de huelga de hoy ha servido para confirmar que serán necesarias más movilizaciones y puede que también más largas, para que realmente se preste atención al descontento del sector.