Trainz THD está a la altura de sus hermanos mayores. Y cumple todos los requisitos para que disfrutemos de muchas horas de juego, por un precio muy asequible.

Lo bueno de la franquicia Trainz es que encontraremos una gran variedad de extras, incluidos rutas y trenes españoles.

Hace un año salió al mercado el simulador de trenes Trainz THD, para tablets con android y el iPad de Apple. Toda una proeza, teniendo en cuenta que hasta hace poco, sólo podíamos usar simuladores de vehículos en ordenadores. Esto nos permitirá disfrutar de buenos momentos directamente en nuestros dispositivos portátiles. Despues de usarlo durante varios días y a pesar de tener que usarlo en un teléfno móvil, os puedo asegurar que esta a la altura de sus hermanos mayores.

Es un port del Trainz 2010, pero no se queda corto por ello. Los gráficos son muy buenos y si a nuestro tablet le cuesta procesarlos, se puede regular la calidad de estos. Así no hará falta tener el último dispositivo del mercado para usarlo. Aún así, os recomiendo verificar los requisitos mínimos y compatibilidad, sobre todo para los usuarios de android. Personalmente lo he probado en un Samsung Galaxy Note, con el sistema operativo (OS) Android 2.3.6, y va como la seda.

Máquina de vapor de una de las rutas.
Tramo con una locomotora diésel y vagones de pasajeros.
Saliendo de una estación.

Gráficos y sonido

Los mapas de cada ruta son más pequeños que en la versión para PC. Pero son lo suficientemente grandes como para no aburrirnos y no atascar el procesador de nuestros tablets. Es una pequeña diferencia que no resta calidad de juego.

Mapa de una de las rutas. Se puede observar todas la vías por las que se puede circular y los trenes que nos encontraremos.

Por otra parte, se nota la seriedad del proyecto, por ejemplo, en la calidad de las texturas. El agua viene perfectamente representada y con movimiento, no estática como en muchos juegos para móviles y tablets. Y el tiempo varía según nos movemos por la ruta, lluvia, nieve, sol, etc… Y existen rutas diurnas y nocturnas. Y si usáis auriculares podréis disfrutar del sonido 3D o envolvente.

El entorno que nos rodea también está animado. Por ejemplo, en uno de los escenarios hay un parque de atracción en movimiento. Y encima de este vuelan globos estáticos. Son detalles que, aunque no son imprescindibles, enriquecen el juego.

Al arrancar el juego aparecerá la pantalla del menú. Desde aquí podremos iniciar los famosos tutoriales, circular por una ruta, ir a partidas guardadas, visualizar en 3D el material disponible y acceder al contenido extra (DLC). Y más o menos las mismas opciones de las que disponemos en las sesiones de Trainz para PC.

Menú principal.
Menú de los tutoriales.
Menú de las rutas.

Jugabilidad

Al iniciar cualquier ruta o tutorial nos da la opción de conducir en modo
automático (DCC) o manual. Con la primera opción sólo tendremos que girar un dial, idéntico al de los trenes a escala. Si giramos hacia un lado irá hacia adelante y hacia el otro lado irá para atrás. El tren frena al instante al girar el dial hacia el lado contrario. Obviamente, no es para nada realista, pero permite conducir un tren sin estrés.

Modo automático o DCC. El dial de control se encuentra en la parte baja de la pantalla, a la derecha.

La segunda opción, manual, es más complicada. Pero si queremos disfrutar de la simulación en toda regla este es el mejor modo. Hay que tener en cuenta la fuerza de aceleración, el freno de la locomotora, el de los vagones, etc… Añade más dificultad, pero aumenta el realismo.

A esto se añaden todos los demás detalles presentes en las versiones para ordenadores. Tocar la bocina, encender las luces, tocar la campana, acoplar y desacoplar vagones, cambiar de vía, etc…

Modo manual. Todos los controles estan en la ventana de la parte de bajo de la pantalla. Podemos controlar la fuerza del motor y los frenos de la máquina y de los vagones.

Herramientas de creación

Pero lo realmente interesante y que no me esperaba en esta versión, es la posibilidad de crear rutas desde cero y modificar las existentes. Es un aspecto muy interesante de este título.

A lo largo de los años los programadores fueron mejorando la interfaz de diseño de Trainz. Ahora es más fácil crear rutas, sobre todo por la estabilidad y la fluidez del programa. Pero aunque sea más fácil que en los primeros simuladores, sigue siendo una tarea difícil.

Ventana de configuración de la nueva ruta. Entre las opciones esta la posibilidad de crear una ruta en tamaño natural o a escala.

Lograr y hacer una ruta tan perfecta como las que vienen incluidas en Trainz es cuestión de tiempo y paciencia. Al igual que si montásemos una maqueta de tren, no estará lista en un día. Y una vez acabada encontrareis algo que mejorar.

Encontrareis una gran variedad de opciones. Se puede usar un gran número de vías, puentes, túneles y estaciones. Sin contar el resto del atrezo, como árboles, animales, casas, coches, etc… Y es muy interesante la opción de modificar el entorno a nuestro gusto, por ejemplo crear montañas, valles, lagos y ríos. Sólo ver todo el contenido, sin probarlo, os llevará unas horas.

Cuando ya tengáis las vías puestas tendréis que probar vuestro circuito y empezar a colocar trenes y vagones por el amplio recorrido. A partir de ahí podréis complicar vuestra ruta hasta el grado que queráis, todo depende del tiempo del que dispongamos. La otra opción es modificar las rutas existentes, crear nuevas actividades o bajarse rutas y trenes desde la página oficial de Auran. 

Escenario en construcción.
Posibilidad de modificar los niveles del terreno.
Ruta propia del simulador.
Vista desde arriba de una de las rutas.

 

Conclusión

El único punto negativo que encontré en este simulador es la escasez de rutas disponibles de entrada. No todos los usuarios tenemos tiempo de crear rutas propias o modificar las ya existentes. Es una pena que justo después de adquirirlo tengamos que hacer uso de la tienda de descarga. Aunque existan algunos contenidos gratuitos, la gran mayoría son de pago. Lo bueno de la franquicia Trainz es que encontraremos una gran variedad de extras, incluidos rutas y trenes españoles. Algo que no existe en otros simuladores y que muchos valoramos.

Aún así, Trainz THD está a la altura de sus hermanos mayores. Y cumple todos los requisitos para que disfrutemos de muchas horas de juego, por un precio muy asequible. Gracias a la nueva actualización de este mes, el juego es más estable y compatible con más dispositivos. Aún así, no os olvidéis de comprobar los requisitos mínimos.

Locomotora de RENFE