image

Las estaciones gallegas no pasan por su mejor momento, han quedada ancladas en el pasado. Pero en vista de la próxima llegada de los trenes de alta velocidad, las estaciones principales están sufriendo cambios interesantes.

Esta semana fue noticia la puesta en funcionamiento en la estación de A Coruña de un sistema de acceso automático para los viajeros. Pero las demás estaciones se suman desde hace un tiempo a medidas similares, aunque los accesos a los andenes no son automáticos. Por ejemplo, en Orense es el personal de RENFE quien verifica, gracias a,un lector de códigos de barras, que los billetes sean válidos. Además, se guía a cada persona hasta su vagón o en su defecto se le indica cual es.

Pero no es única novedad en la estación, la renovación del exterior de dicho edificio y de los andenes alegra la vista. El techo de los andenes, el suelo, los pasillos subterráneos y las escaleras han sido rehabilitados. A todas estas medidas se suma la implantación de dos ascensores, los cuales permiten ahora el acceso de los minusválidos a un total de dos andenes, que dan acceso a un total de tres vías. Esto evita que tengan que cruzar las vías por los pasos habilitados, que los llevaba a dar un gran rodeo, lo cual ocasionaba una gran pérdida de tiempo.

image

El acceso al andén principal esta limitado por soportes metálicos y cintas. Solo los viajeros con billete pueden acceder a las inmediaciones del tren. Como medida suplementaria de seguridad, se puede verificar el contenido de las maletas gracias a una máquina de rayos X. Aunque hoy no estaba operativa, por lo menos para el tren AVANT con destino Santiago de Compostela.
Las nuevas medidas de seguridad son un beneficio para todos, pero una gran inversión, lo cual explica que la implantación de dichas medidas sea paulatina.

Aún queda mucho camino por recorrer para que todas las estaciones estén adaptadas para el servicio de alta velocidad. El debate sigue abierto de que hacer con ciertas estaciones y otras por falta de presupuesto están esperando un futuro mejor. Aún así el servicio y los accesos están mejorando cada día, lo cual hace que los viajes en tren sean más agradables.