La empresa Talgo anunció a principios de este año dos contratos clave para la industria del ferrocarril, el primero tiene que ver con la linea que cubrirá La Meca-Medina en Arabia Saudí, uno de los países más cálidos del mundo. Por otra parte un contrato con la operadora de ferrocarril rusa RZD, para diseñar trenes que circularán por toda Rusia, la red de ferrocarril más extensa del mundo. Estos dos proyectos alejan a Talgo de las lineas Europeas en las que se goza de un clima favorable para la utilización de trenes de nueva generación.

En el proyecto de Arabia Saudí, el tren tendrá que circular por tramos sin grandes complicaciones, grandes rectas y pocas paradas. Pero tendrá que soportar temperaturas que sobrepasarán los 45ºC, sin contar el polvo y la arena que están presentes en la zona y que son grandes inconvenientes para una buena refrigeración. La constructora española tendrá que suministrar 35 trenes, con la posibilidad de fabricar 23 más, por un total de 2.400 millones de euros.

El otro proyecto llevará los trenes Talgo al extremo Este de Europa, en el que el frío siberiano se encargará de someter las nuevas máquinas a la prueba de las muy bajas temperaturas, junto con la nieve y el hielo generado por ese clima. En su favor, la necesidad de trenes que se adapten a un ancho de vía diferente, algo en lo que Talgo tiene mucha experiencia. En Rusia el ancho de vía o trocha es de 1.520 mm (1.445 mm el internacional), 7,5 centímetros que lo separan del resto de Europa.

En este último caso no es el primer proyecto en el que Talgo y RZD colaboran, pero esta vez el proyecto es de gran envergadura. Durante el año 2011, según la constructora: “TALGO logró el pasado año un contrato de suministro de trenes por importe de 135 millones.” RZD pretende renovar su material ferroviario, unos 5.000 trenes que circulan por todo Rusia. Y buscan para este proyecto mejorar el confort y la tecnología en los servicios prestados. Esto sin duda mejoraría los tiempos y la calidad delos viajes por la red ferroviaria rusa.

Pero lo primero será desarrollar un prototipo de tren cuyas características técnicas le permitirán operar en las condiciones más extremas en uno de los países más extensos del mundo y por otra parte preparar el servicio de mantenimiento para estos trenes. Esto es una buena noticia en tiempos de crisis, estos contratos van a generar o mantener puestos de trabajo. Estaremos atentos a las noticias que nos vayan dando, aunque no se podrá ver la primera entrega hasta el 2014-2015.

Luis Rodríguez Piñeiro