_LRP0094

El pasado 16 de septiembre salió de la estación de Vigo, el primer S-120 que unirá la ciudad gallega con Barcelona. A las 7h55, cuando la ciudad dormía bajo la niebla, el tren inicio su trayecto hacia Barcelona. A bordo unos cuantos pasajeros que estrenaban este tren, pero otros pertenecían al personal de Renfe que asistían al trayecto inaugural, Vigo – Barcelona. El tren salió con puntualidad y su salida fue muy silenciosa, si lo comparamos con los demás trenes diesel R-598, que salían justo después de este.

La necesidad de un tren con mejores prestaciones era necesaria, para recorrer los 1.341 kilómetros entre las dos ciudades eran necesarias 15h20 de viaje, el Alvia recorta en dos horas el mismo trayecto. Según los datos de CAF, el tren está preparado para circular a 220km/h en ancho de vía normal y 250km/h en ancho de vía IUC. Pero en el tramo Vigo Ponferrada, la media de velocidad cae muy por debajo de las velocidades puntas que puede alcanzar el Alvia S-120.

Este tren es un tentempié hasta que se acaben de construir las líneas de alta velocidad que unirán Vigo, Santiago de Compostela y La Coruña con grandes ciudades de la península. Según vayan avanzando las obras es de esperar que este tren pueda circular a mayor velocidad. Pero la vía única y las numerosas curvas, todavía existentes, por ahora lo impiden. Pero ya se pueden observar ligeras mejorías, hace unos cuantos años se necesitaban 3 horas para hacer el trayecto Vigo-Monforte de Lemos, ahora el Alvia reduce ese recorrido en 2h10 (según datos de Renfe). He verificado personalmente la información, en su primer viaje no defraudo, el Alvia entró en Monforte de Lemos 5 minutos antes de la hora prevista, y a su llegada a Barcelona conservaba este adelanto.

Pero solo los viajeros que van más allá de Zaragoza podrán disfrutar de un trayecto a altas velocidades. En esa estación se encuentra el sistema que permite que el Alvia pase del ancho de vía nacional al internacional y viceversa. El sistema BRAVA permite, sin parar el tren, pasar de un ancho a otro. Al haber diferentes anchos de vías se dificulta la comunicación vía raíl, los viajes son muy largos porque hay que usar las vías convencionales. Pero al poder acceder a líneas de alta velocidad se pueden reducir los tiempos de viaje y hacer más interesante a los viajeros, viajar en tren. Y el sistema SIBI, también instalado en el R-594 (TRD) y R-598, mejora la comodidad del viajero, al reducir la fuerza centrifuga en las curvas.

En resumen, un tren de altas prestaciones que permite unir Barcelona a Vigo, una necesidad hecha realidad. A la espera del Ave, esta es una opción válida para viajar entre las dos ciudades.

 

Cabina del S-120
Cabina del S-120

_LRP0091

_LRP0110

_LRP0225