Los bio-carburantes llevan tiempo en el mercado europeo y parece una apuesta segura para reducir la contaminación medio ambiental. Por toda España empezamos a encontrar gasolineras que mezclan con el Gasolina o Gasóleo A, una cierta cantidad de estos carburantes. No se usan en su estado puro, sino que sirven de aditivos para los combustibles que empleamos a diario, este representa, más o menos, el 10% de cada litro que se hecha en el deposito del vehículo. Se supone que los vehículos podrían tolerar una mezcla tan elevada, pero según el país o la zona del mundo en el que se encuentre uno, se podrán encontrar mezclas de carburantes con porcentajes más bajos. Las ventajas son numerosas, entre las que se destacan, la reducción de la dependencia de los combustibles derivados del petróleo, reducción de las emisiones nocivas de gases de efecto invernadero y constituyen una nueva fuente de ingresos para las explotaciones agrícolas.

El proyecto a nivel europeo es conseguir una amplia aceptación este carburante, de parte de todos los países y de parte de todos los constructores de vehículos. Con tal motivo tuvo lugar los pasados 6,7 y 8 de marzo de 2007, en el Palacio de Congresos y Exposiciones “Palexco” de la ciudad de La Coruña, la segunda edición de “Bio.oil Expo congreso internacional de biodiesel y bioetanol.” Este evento fue organizado por Global Energy, división de eventos de la consultora Brent & Trading.

El bio-oil no es una novedad en si, pero cada año se consiguen adelantamientos que permiten ampliar el uso de este carburante, lo que se espera es que se llegue a usar en todos los vehículos de transporte público y con el tiempo en todos los demás vehículos. El precio del Bio-carburante no rebajará el precio del litro de carburante, pero si reducirá considerablemente las emisiones nocivas a la atmósfera, lo que frenaría el calentamiento global y evitaría una gran concentración de dichos gases nocivos en las grandes urbes. El Presidente de la Sección de Bio-carburantes, de la Asociación de Productores de Energías Renovables-APPA, Roderic Miralles, expuso la propuesta de dicha asociación durante el congreso. La idea expuesta fue que a principios de 2008 sea obligatorio el uso de bio-carburantes en España. Esto implica añadir bio-diesel y bio-etanol a los carburantes fósiles, aunque para uso profesional se propuso una mezcla del 10%, en este caso concreto se propone una mezcla inferior de 4,25% para los turismos.

Los bio-carburantes no gozan de plena aceptación, aunque llevas años en el mercado sigue en fase de experimentación. Queda por aclarar como conseguir producir a gran escala este carburante sin interferir en la cadena alimentaria. Dado a que estos carburantes se obtienen de plantas y hace falta grandes cantidades para logra abastecer el mercado, podría obstaculizar la producción de alimentos. Hace falta encontrar materias primas que no estorben dicha cadena y eso requiere investigación, es decir tiempo y sobre todo dinero. De ahí que APPA también lucha por el mantenimiento de la actual fiscalidad favorable aplicable a los bio-carburantes hasta más allá del 2020. Lo que permitiría que más empresas entren en este proyecto y que esto permita seguir con las investigaciones. Si no hay mercado, no hay investigación, de ahí la importancia de mantener la actual fiscalidad que facilita la entrada en este mercado de pequeños y medianos empresarios.

A lo largo de estos tres de días de exposición se tocaron temas candentes e importantes para los sectores de producción y distribución de bio-carburantes. Entre otros temas se hablo de los programas de bioetanol y biodiesel en Brasil, la política energética de la U.E. respecto de la promoción de este tipo de energías alternativas, la posición de los constructores de vehículos respecto del uso como carburante del biodiesel y el etanol, el aprovechamiento de la glicerina como subproducto de alto valor obtenido en el proceso de fabricación de biodiesel, o la financiación de proyectos de inversión en fábricas de bio-carburantes. Todo estos temas fueron desatollados en diversas conferencias, en las que intervinieron 27 ponentes participantes. Los congresistas tuvieron la oportunidad de participar en las diferentes conferencias, se les invito a debatir e intercambiar opiniones.

Este tipo de encuentro sirva como punto de encuentro, reunión e intercambio de información para todos los sectores implicados en la producción y comercialización de bio-carburantes. Hubo representantes de varios países sudamericanos y europeos. Petrobrás, petrolera brasileña, envió varios directivos a este expo-congreso. En total asistieron 300 congresistas y 23 empresas expositoras. Es destacable la presencia en dicho evento de representantes de otros países que no son Europeos, lo que hace que este encuentro es importante tanto a nivel nacional que internacional.

Según el presidente de Bio-Oil, Julio Benito, es necesario que empresarios de pequeñas y medianas empresas del sector de la distribución se interesasen más en este tema. Queda claro que para abrir mercado es imprescindible tener plena aceptación de los distribuidores, esto implica a los empresarios de estaciones de servicio y distribuidores al por menor de gasóleo. En definitiva parece que año tras año los bio-carburantes se van haciendo un sitio entre los carburantes fósiles, siendo así una de la fuentes de energía alternativa a los carburantes que se usan hoy en día. Estaremos atentos a la evolución y esperamos los resultados de la 3ª edición, de este evento, que tendrá lugar el año que viene.

Los Bio-carburantes en Europa

El Consejo Europeo lleva tiempo analizando las propuestas del uso de los bio-carburantes, ya han establecido unas cuantas fechas importantes, en 2010 todos los carburantes fósiles tendrán que ser mezclados con bio-carburantes. En el caso de la gasolina encontraremos mezclas del 2% (98% fósil) y en el caso del Gasóleo la mezcla será de 5,75%. Claro esta esto es una propuesta no se podrá obligar a los países a cumplir con dichos porcentajes, tendrán la posibilidad de proponer al público carburantes que contienen menos de lo estipulado por el Consejo.

En España el consumo de bio-carburantes ha aumentado en un 19% en 2006, con respeto al año 2005, cifras obtenidas según los datos de Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA). Pero se ha producido en 2006 un 44% más que el año anterior, lo que supone un desequilibrio entre la venta y la producción. Miles de toneladas de biocombustibles tienen que ser vendidos a países vecinos, dado que en el nuestro no se consume lo suficiente. El problema esta en que las empresas no se han concienciado de que deben usar dichos carburantes, faltan muchos pequeños y medianos empresarios que no entran en el juego. Y por otra parte, por ahora las leyes no obligan a nadie a usar los bio-carburantes, aunque existan beneficios fiscales y que estos resulten en beneficio para el medio-ambiente. Es necesaria la colaboración de las empresas constructoras de vehículos y de las empresas de transporte público. Algunas compañías de transporte usan dichos bio-carburantes, dando así el ejemplo a las demás que por ahora no lo hacen.

Estamos lejos de la meta europea de 5,25% en 2010, en España en 2005 solo se consumía un 0,44% y en 2006 se llegó a duras penas a un 0,53%. Dado a estos resultados, APPA propuso al ministerio de Industria, que la utilización de los bio-carburantes para 2008 sea obligatoria, se llegaría a un 4,25%. Esperemos que todos los implicados se den cuenta de la importancia del uso de combustibles alternativos, tanto en nuestro país como en el resto del mundo. Es una necesidad usar combustibles menos contaminantes que reduzcan la contaminación del aire y que puedan frenar el consumo de carburantes fósiles, que dentro de unas décadas estarán en vía de extinción.